Cambiar vitrocerámica por placa de inducción y analizar consumo y ventajas (Bricocrack)



Instalamos una placa de inducción paso a paso y, utilizando unas pinzas amperimétricas, analizamos su consumo y las consecuencias que puede tener en la factura de la luz.
http://www.bricocrack.tv. Tutorial Bricolaje Electricidad Cambiar placa vitrocerámica Instalar placa de inducción Reformar la cocina. Si quieres comprar estos productos ONLINE, pincha en los enlaces: – Pinza amperimétrica: https://amzn.to/3s37oBN
– Placa de inducción: https://amzn.to/3MbpBE1 (Nuestros enlaces a Amazon no llevan ningún recargo y obtenemos una pequeña comisión de sus ventas). Ha llegado el momento de cambiar tu vitrocerámica porque te resulta lenta, porque estás reformando la cocina o porque está muy deteriorada y te planteas sustituirla por una placa de inducción. Y, en ese momento, te asaltan las dudas con respecto a su consumo. Piensas que a lo mejor tu instalación no la va a soportar, que la potencia que tienes contratada no va a ser suficiente o que lo vas a pagar caro cuando llegue la factura de la luz. Nuestro objetivo en este tutorial, además de explicarte las ventajas de las placas de inducción, es que puedas comprobar cómo funcionan y, sobre todo, cómo pueden afectar a tu consumo eléctrico y al coste de tu factura. La primera recomendación que te hacemos es que, al comprar tu nueva placa, busques una de las mismas medidas que la actual porque así no tendrás que ampliar el cajeado de la encimera. Empezamos por hacer una comparativa de velocidad, antes de desconectar la placa vitrocerámica. Como verás después, el tiempo que tardamos en llevar el agua a ebullición con la placa de inducción es visiblemente menor. Despegamos la vitrocerámica utilizando un cúter, unos tenedores y mucho cuidado porque, aunque las placas no van pegadas a la encimera, se van adhiriendo con el uso y la acumulación de grasa en la junta. En nuestro caso, para acceder a la instalación eléctrica, tenemos que sacar el horno. Para ello, basta con retirar los dos tornillos del frontal que son los que sujetan el horno al mueble. Como está conectada con una clema o regleta, utilizamos el buscapolos para localizar la fase. Desconectamos el automático correspondiente, de 25 amperios, y volvemos a comprobar con el buscapolos que no hay corriente. A continuación, conectamos en su lugar correspondiente los cables de fase, neutro y toma de tierra. Ya está la instalación eléctrica, ¡así de fácil! Encajamos la nueva placa en su lugar, colocamos el horno en su posición y atornillamos los tornillos del frontal. Y ahora vienen las dudas sobre el consumo que nosotros hemos intentado resolver colocando unas pinzas amperimétricas en el cuadro eléctrico. ¿Se producirán picos de consumo que sobrepasen la potencia que tengo contratada? ¿Saltará el diferencial cada vez que conecte la placa? O, por el contrario, como tengo un contador inteligente, ¿el suministro no se interrumpirá, pero tendré un sobrecoste en la factura que no pueda asumir? ¡Vamos a verlo! De entrada, sabemos que por su diseño las placas de inducción consumen un 20% menos que las vitrocerámicas, entre otras cosas, porque la zona de cocción se limita a calentar la superficie de la cazuela que estemos utilizando. Nosotros, para hacer pruebas con las pinzas, hemos ido conectando distintas zonas de inducción de la placa e incrementando su potencia. Finalmente, con dos zonas encendidas al máximo, alcanzamos el límite de la potencia que en nuestro caso tenemos contratada: 4,6 kW. ¿Qué quiere decir esto? Que, aunque es muy poco probable que estemos cocinando con dos zonas de cocción a la máxima potencia durante mucho tiempo, si lo hiciéramos sobrepasaríamos el límite de la potencia que tenemos contratada. ¿Qué va a pasar? Si tuviéramos un contador convencional, saltaría el diferencial. Si nuestro contador es inteligente, no se interrumpiría el suministro, pero nos cobrarían más cara la corriente. Así es que eso es lo que tenemos que ir controlando utilizando el mismo sentido común que nos lleva a no poner el horno mientras tenemos el lavavajillas y la lavadora en marcha. Resumiendo, la placa de inducción es más rápida para cocinar y su uso, desde el punto de vista del consumo eléctrico, requiere la misma prudencia que aplicamos al resto de los electrodomésticos que manejamos en casa. Esperamos que te haya resultado útil este tutorial y que, como siempre, nos lo cuentes aquí abajo en los comentarios porque tu opinión es muy importante para nosotros. ¡Muchas gracias, bricocracks! 😊 #InstalarPlacaDeInducción #SustituirPlacaVitrocerámica #ReformarLaCocina Más información sobre Bricolaje, Electricidad y Reformar la cocina en http://www.bricocrack.tv/
Presentado por Juan Mateos.
Síguenos también en Facebook: https://www.facebook.com/Bricocrack/
Twitter: https://twitter.com/Bricocrack Instagram: https://www.instagram.com/bricocrack/

Empresas de Mantenimiento en Estepona

Uso de cookies

Uso de cookies y política de privacidad: Este sitio web/blog utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Pinche el enlace para mayor información. Nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies